Compartir en:

Historia del invernadero

date_range 31 de octubre de 2016

La historia de los primeros invernaderos no nos lleva a un año muy antiguo, conozca que tipos de invernadero existen para sus diferentes cultivos.


La historia del invernadero para cultivos

El origen del invernadero


Del primer invernadero que se tiene noticia data de alrededor de 1850 en los Países Bajos. Sin embargo, es una fecha difusa porque hay registros de construcciones erigidas alrededor, o antes de ésa, destinadas al crecimiento y la conservación de las uvas. Sin embargo, lo importante es que su creación alteró las prácticas de la agricultura dado que su intención inicial consistía en cultivar plantas de climas cálidos en pisos templados o fríos.


Pero su desarrollo alcanzó impacto cuando fenómenos climáticos acaecidos entre 1972 y 1973, dieron pie para redactar las normativas NEN 3859 en Holanda y Países Bajos, pioneros en implementación e investigación de este tipo de sistemas.


¿Qué es un invernadero?


Definido como un lugar cerrado, estático y accesible a pie, con una cubierta que varía entre cristal o plásticos para invernadero, éste tiene como función el desarrollo acelerado de plantas y cultivos.  


Su funcionamiento es básico: la radiación solar, al atravesar la cubierta, calienta el ambiente y los objetos que hay dentro. Es debido a la acción de la cubierta, que retiene la onda solar, la que permite que las radiaciones infrarrojas alimenten el circuito e incrementen la temperatura, con lo que se benefician los cultivos contenidos en este espacio.


Tipos de invernadero


De una altura estándar de 3 a 4 metros, lo que significa mejor ventilación al interior del invernadero, los tipos responden más que todo al perfil externo de éste. Por ejemplo:


De tipo plano: utilizado en zonas con baja incidencia de lluvia, sus sistemas de riego son clave para que el calor ambiente no se eleve demasiado así como el uso de polisombras para moderar la radiación


En forma de capilla: muy popular por su facilidad de construcción debido a que su tejado está inclinado en ambos lados, lo que permite que la lluvia se recolecte por caída en los tanques de almacenamiento para agua


Doble capilla: aquella que posee dos naves bajo la misma conformación de capilla del párrafo anterior, pero cuya diferencia radica en la ventilación, de tipo cenital, que tiene como función airear los invernaderos desde una posición superior


Diente de sierra: aquel que aprovecha las mangueras para riego y los canales de agua para mantener una temperatura promedio; muy utilizado en ocasiones para producción acuífera de tipo industrial


En Agropinos distribuimos  todo tipo de materiales relacionados con el campo y los derivados industriales que apoyan la producción agropecuaria nacional. Su invernadero puede contar con geomembranas para  suplir necesidades relacionadas con temperatura y filtración UV para su cosecha.


Tenemos un amplio catálogo de productos para el agro que puede consultar AQU퍠

Contáctenos clic aquí
Suscríbete a nuestro newsletter
Entérate de las noticias del mundo del agro