ENVÍOS A TODA COLOMBIA
Compartir en:

Agricultura vertical en Colombia: explorando el potencial de los cultivos en espacios reducidos

date_range 16 de enero de 2024

La agricultura vertical implica el cultivo de alimentos en estructuras apiladas o en capas verticales, utilizando espacios verticales para maximizar la producción agrícola, optimizando recursos como luz, agua y espacio de manera eficiente. ¡Conozca más acerca de su funcionamiento y ventajas!


Cultivo vertical

Un espacio donde la eficiencia espacial se maximiza, donde las cosechas florecen durante todo el año, independientemente de las estaciones y donde se reduce significativamente la huella ecológica asociada con la agricultura tradicional, es posible gracias al mundo de la agricultura vertical, un enfoque que no solo optimiza el uso del espacio, sino que también presenta beneficios como el uso eficiente del agua, el control preciso de las condiciones de cultivo y la producción más rápida y eficiente.

 

Con esta estrategia es posible implementar su propia granja vertical o en un espacio de agricultura vertical casera. Pero, ¿cómo? En la nota de hoy, abordaremos en qué consiste la agricultura vertical, cómo funciona y qué ventajas puede traer. Además, compartiremos de qué forma nuestro catálogo en Agropinos puede ayudarle a conseguir todo lo necesario. ¡No deje de leernos! 

 

¿Qué es la agricultura vertical?

 

La agricultura vertical es un enfoque innovador en la producción de alimentos que implica cultivar plantas en estructuras apiladas o en capas verticales en lugar de seguir el método convencional en el suelo, se realiza de manera horizontal. Este método utiliza instalaciones cerradas, como invernaderos o estructuras diseñadas específicamente, para aprovechar al máximo el espacio y optimizar la eficiencia en la producción agrícola.

 

En la agricultura vertical, las plantas se disponen en estantes o plataformas y se utilizan sistemas de cultivo hidropónico o aeropónicos para suministrar nutrientes a las raíces. Estos sistemas permiten un control preciso de las condiciones ambientales, como la luz, la temperatura y la humedad, lo que favorece un crecimiento óptimo de las plantas durante todo el año, independientemente de las condiciones climáticas exteriores.

 

Cómo funciona un cultivo vertical 

 

- Estructuras y diseño: en un cultivo vertical, las plantas se cultivan en estructuras apiladas, como estantes, torres o paredes. Como ya comentamos, estas estructuras están diseñadas para aprovechar al máximo el espacio vertical disponible, permitiendo que varias capas de cultivos coexistan en un área reducida. 

 

- Sistemas de cultivo sin suelo: la mayoría de los cultivos verticales utilizan sistemas de cultivo sin suelo, como hidroponía o aeroponía. En la hidroponía, las plantas crecen en soluciones nutritivas en lugar de en tierra, mientras que en la aeroponía, las raíces se exponen al aire y se rocían con una fina niebla que contiene nutrientes. 

 

- Control de condiciones ambientales: se implementa un control preciso de las condiciones ambientales, incluyendo la iluminación, la temperatura y la humedad. La iluminación LED suele utilizarse para proporcionar la luz necesaria para la fotosíntesis, y los sistemas de climatización mantienen condiciones óptimas para el crecimiento de las plantas. 

 

- Automatización y tecnología: muchos cultivos verticales incorporan sistemas automatizados y tecnología de monitoreo para controlar y ajustar automáticamente las condiciones del entorno. Esto puede incluir sensores que miden la humedad del suelo, la temperatura ambiente y la calidad del aire, así como sistemas de riego automatizado.

 

- Eficiencia del uso del agua: los sistemas de riego, como los que ofrecemos en Agropinos, están diseñados en la agricultura vertical para ser altamente eficientes en el uso del agua. En comparación con los métodos tradicionales de riego en suelo, la agricultura vertical puede reducir significativamente el consumo de agua, contribuyendo a la sostenibilidad del cultivo.

 

Selección de cultivos adaptados: se eligen cuidadosamente los cultivos que se adaptan mejor a la agricultura vertical. Las hierbas, verduras de hojas verdes, fresas y tomates son ejemplos comunes de cultivos adecuados para este método. 

 

Ventajas de la agricultura vertical

 

La agricultura vertical presenta diversas ventajas que la convierten en una opción atractiva y sostenible para la producción de alimentos. Aquí se destacan algunas de las principales ventajas de este innovador enfoque agrícola: 

 

- Optimización del espacio: permite maximizar el espacio al cultivar plantas en estructuras apiladas. Esto es especialmente valioso en entornos urbanos donde el espacio disponible es limitado, lo que facilita la producción de alimentos cerca de los centros de consumo. 

 

- Mayor eficiencia en el uso del agua: los sistemas de riego utilizados en la agricultura vertical son altamente eficientes en el uso del agua. La recirculación de soluciones nutritivas en sistemas hidropónicos reduce significativamente los desperdicios de agua en comparación con los métodos tradicionales de riego en suelo. 

 

- Cosechas todo el año: gracias al control preciso de las condiciones ambientales en invernaderos o estructuras cerradas, la agricultura vertical permite cultivar alimentos durante todo el año, independientemente de las estaciones. Esto garantiza un suministro constante de productos frescos y reduce la dependencia de factores climáticos externos.  

 

- Reducción de la huella ecológica: al minimizar la necesidad de grandes extensiones de tierra y reducir los desplazamientos de los productos desde las zonas rurales hasta los consumidores, la agricultura vertical contribuye a la disminución de la huella ecológica asociada con la producción y distribución de alimentos. 

 

- Mayor control sobre las condiciones de cultivo: la capacidad de controlar precisamente factores como la iluminación, la temperatura y la humedad permite optimizar el crecimiento de las plantas. Esto resulta en cosechas más saludables y en la posibilidad de cultivar variedades que podrían no ser viables en condiciones climáticas específicas. 

 

- Producción más rápida y eficiente: esta opción a menudo permite ciclos de crecimiento más cortos, lo que significa cosechas más frecuentes y una producción más rápida en comparación con los métodos tradicionales. 

 

- Reducción del uso de pesticidas: el entorno controlado en la agricultura vertical puede ayudar a reducir la incidencia de plagas y enfermedades, disminuyendo la necesidad de pesticidas. Esto contribuye a la producción de alimentos más saludables y sostenibles. 

 

- Estímulo a la innovación agrícola: la agricultura vertical fomenta la investigación y la adopción de tecnologías innovadoras en el ámbito agrícola, contribuyendo al avance continuo de prácticas sostenibles y eficientes. 

 

Desde maximizar el espacio hasta reducir la huella ecológica, las ventajas son abundantes y en Agropinos entendemos la importancia de implementar prácticas para optimizar resultados. Por eso, lo invitamos a revisar nuestro catálogo de productos para el agro, diseñados para potenciar sus cultivos. Contamos con sistemas de riego de alta calidad, mangueras para riego, plástico para vivero y con todo lo necesario para llevar su agricultura vertical al siguiente nivel. ¡Contáctenos!

Conozca nuestros productos para el agro acá
-->
Anterior
keyboard_arrow_left Cultivos en auge: las plantas de mayor demanda en respuesta a la prolongación de las temporadas de lluvias
Siguiente
Alambre de púas: Típos, usos y cómo instalarlos keyboard_arrow_right
Suscríbete a nuestro newsletter
Entérate de las noticias del mundo del agro
logo_whatsapp
Agropinos
en linea
Hola, ¿te gustaría recibir más información sobre nuestro servicios? Ingresa tu email y número telefónico para iniciar una conversación